Resistencia a cumplir una orden recibida. Supuesto en que no se aprecia que el despido fuera represalia contra la trabajadora que reclamó contra sanciones que le fueron impuestas. Negativa reiterada y recalcitrante a firmar el compromiso de confidencialidad y protección de los derecho de propiedad industrial e intelectual que requería la continuidad y viabilidad de los múltiples proyectos en que interviene su empleador, al igual que la consecución de nuevos encargos y contratos de prestación de servicios, lo que no puede catalogarse sino como conducta de abierta indisciplina. STA TSJ Madrid 03-03-2017.

Deja una respuesta