Tenemos relativamente buenas noticias, el limite máximo de facturación a tributar por el régimen de módulos de los autónomos en el IRPF se mantiene en 250.000 euros para el año 2018, el mismo tope que en el ejercicio 2017.

Se aprobó un decreto ley por el que se prorrogan y aprueban diversas medidas tributarias y otras medidas urgentes en materia social, descartó finalmente la bajada de este límite. En concreto, para 2018 mantiene los umbrales que delimitan el método de estimación objetiva en el IRPF y en el Régimen Especial Simplificado y el Régimen Especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca en el IVA, al igual que en los ejercicios 2016 y 2017.

Así, se prorrogan los límites que estaban vigentes hasta ahora: para el volumen de rendimientos íntegros, se mantiene en 250.000 euros; los ingresos procedentes de facturas emitidas a otros empresarios, profesionales o personas jurídicas, en 125.000 euros; y el volumen de compras, en 250.000 euros.

Asimismo, en cuanto al plazo de renuncia, que habitualmente es durante el mes de diciembre del ejercicio anterior a la entrada en vigor, se establece que será de un mes a partir del día siguiente al de la publicación del decreto ley.

El Régimen de Módulos afecta especialmente al sector del transporte de mercancías, sector que emite facturas habitualmente a empresas y que tienen muchos gastos vinculados a la actividad, especialmente el coste del combustible y del mantenimiento de los vehículos.

Deja una respuesta