Son muchas las empresas que están ofreciendo contenido gratuito durante esta cuarentena para preparar la recuperación. Entre ellas, Esuma Business School, escuela de negocios fundada en 1992 y afincada en el Parque Empresarial de Elche, que ha creado el espacio ‘Desde mi ventana’: una serie de entrevistas en su perfil de Instagram para dar a conocer cuál es la visión de la situación actual de diferentes expertos y personalidades. Si la semana pasada fue el turno de Adrián Ballester, diputado de Modernización de la Diputación de Alicante, esta semana el espacio de Esuma ha contado con la presencia de Carmelo Rives Fulleda, miembro del Ilustre Colegio de Economistas de Alicante, auditor y experto en Economía Forense. 

Durante la entrevista, realizada por Carmelo Hurtado, director de Esuma Business School, Rives aseguró que el incremento del paro provocado por el cierre de la actividad está creando «la peor crisis económica a la que España se ha enfrentado en cien años», aunque por el lado positivo también apunto que «tanto las empresas como los hogares están mejor preparados para una crisis que en 2008». Según explicó Rives, se trata de una crisis de oferta y demanda. Y para enfrentarla, a su juicio, hace falta tener una Europa fuerte. «Salir de Europa es una locura, Europa es muy competitiva y puede unida salir de esta crisis reforzada». Asimismo, el economista destacó que la provincia de Alicante saldrá adelante «porque es tierra de emprendedores». Una capacidad para adaptarse y salir adelante que «han demostrado muchas veces. Alicante era tierra pobre, y en pocos años nos convertimos en una de las provincias líderes del país, produciendo, exportando y creando un sector turístico que no existía».

ERTE y tecnología

Rives también señaló la importancia de los ERTE que se han arbitrado para contener la destrucción de empleo, al menos en primera instancia, y la necesidad de que las plantillas se vayan reincorporando a su puesto de trabajo a medida que crezca la demanda. Por último, destacó la importancia de que el futuro se ponga en manos de los jóvenes. «Nosotros tratamos de adaptarnos al mundo digital, pero no tenemos la visión tecnológica que tienen los jóvenes. Es más importante que nunca que les apoyemos, que estemos con ellos, y que nos pongamos en sus manos, porque si queremos adaptarnos y sobrevivir, tiene que ser por medio de la tecnología, y eso pasa por los jóvenes».